of 8

Biografia Ida Jean Orlando

Published on May 2016 | Categories: Documents | Downloads: 190 | Comments: 0
5661 views

Comments

Content

INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL DELEGACION ESTATAL EN SINALOA HOSPITAL GENERAL REGIONAL No.1 COORD. CLIN. DE EDUCACION E INVESTIGACION EN SALUD CURSO POSTECNICO EN CUIDADOS INTENSIVOS

TEMA:
GENERALIDADES DEL PROCESO CUIDADO ENFERMERO DOCENTE: LIC. EN ENF. ROSALBA DE JESUS CORRAL QUIROZ ALUMNOS: OSCAR CASTRO RODRIGUEZ ROSA ISABEL GONZALEZ ARREDONDO VICTORINA ANGULO SERRANO

BIOGRAFIA

Ida Jean Orlando, un estadounidense de primera generación de descendientes de italianos, nació en 1926. Recibió su diploma de enfermería de Nueva York Medical College, Lower Fifth Avenue Hospital, Escuela de Enfermería, la licenciatura en enfermería de salud pública de la Universidad de San Juan, Brooklyn, NY, y su maestría en enfermería de salud mental de Teachers College, Columbia University, Nueva York. Orlando fue Profesor Asociado en la Universidad de Yale School of Nursing, donde fue Director del Programa de Postgrado en Enfermería de Salud Mental Psiquiátrico. Durante su estancia en Yale era investigadora de un proyecto de un Instituto Nacional de Salud Mental de subvención titulado: Integración de los conceptos de salud mental en un plan de estudios básicos de enfermería. Fue a partir de esta investigación que desarrolló su teoría de Orlando, que fue publicado en su libro de 1961, La dinámica enfermera-paciente. Se fomentó el desarrollo de su teoría, cuando en el Hospital McLean en Belmont, Massachusetts como Director de un Proyecto de investigación: dos sistemas de Enfermería en un hospital psiquiátrico. Los resultados de esta investigación están contenidos en su libro de 1972 titulado: La Disciplina y Enseñanza de Enfermería processs. Orlando ocupó diversos cargos en el área de Boston, fue miembro del consejo de Harvard Plan de Salud de la Comunidad, y sirvió como un consultor nacional e internacional. Fue una oradora frecuente y realizo numerosos seminarios sobre el proceso de enfermería. Ella está casada con Robert Pelletier y vivió en el área de Boston. Durante sus años de formación Orlando trabajo de forma intermitente, y a veces simultánea, como enfermera de plantilla en servicios de obstetricia, medicina, cirugía y urgencias. Además, como directora adjunta de enfermeras, fue responsable del servicio de enfermería en un hospital general e impartió varios cursos en la Escuela de Enfermería del mismo. Participo como investigadora asociada e investigadora principal en un proyecto federal subvencionado y titulado Integración Of mental Health Concepts In a Basic Curriculum, hasta 1958. El proyecto se centraba en la identificación de los factores que influyen en la integración de los principios de la salud mental en un programa básico de formación en enfermería. Orlando desarrollo este proyecto observando y participando en las experiencias de los estudiantes con pacientes y miembros del personal médico, docente y de enfermería durante la aplicación de este programa básico de estudios.

Vivió como profesora asociada y después directora del programa de graduación en Enfermería Psiquiátrica y salud mental, Orlando aplico su teoría como base de su programa de formación. Entre tanto contrajo matrimonio con Robert J. Pelletier y, en 1961, abandono Yale. En 1981 Orlando acepto un puesto de formadora en enfermería en el Metropolitan State Hospital de Waltham, Massachusetts, y desde 1984 a 1987 ocupo en este centro diversos cargos administrativos relacionados con la profesión. En septiembre de 1987 se convirtió en directora adjunta de enfermería para formación e investigación. En 1992 se retiró de la enfermería. La teoría de enfermería de Orlando resalta la relación reciproca que se establece entre el paciente y la enfermera. Ambos se ven afectados por lo que hace o dice el otro. Así, Orlando se erigió en una de las primeras teóricas de la enfermería que hacía hincapié en los elementos del proceso de enfermería y en la trascendental importancia que adquiría la participación del paciente en este proceso. Su objetivo final era hallar un principio que ayudara a organizar la enfermería profesional, es decir, una función diferenciada de esta disciplina. Orlando ha aportado una contribución de primera magnitud al desarrollo teórico y práctico de la enfermería. Aunque algunos autores especializados, como Fitzpatick y Whall, opinan que ninguno de los modelos sobre enfermería alcanza un nivel de especificidad suficiente, la teoría de Orlando ha logrado una merecida reputación, gracias a su aplicación en la práctica, la formación y la investigación. En 1990, la National League for Nursing (NLN) reimprimió la publicación de Orlando de 1961. En el prólogo de esta edición, Orlando afirma que si Hubiera sido más valiente en 1961, cuando escribí este libro, lo habría presentado como “una teoría del proceso de enfermería “y no como una “teoría de la práctica eficaz de la enfermería “.

FUENTES TEORICAS. Orlando no reconoce la influencia de ninguna fuente teórica en el desarrollo de su teoría. Tampoco se incluyen bibliografías en sus publicaciones.

CONCEPTOS PRINCIPALES Y DEFINICIONES. Orlando describe su modelo como articulado en torno a cinco grandes conceptos interrelacionados: 1. La función de la enfermería profesional 2. El comportamiento que presenta el paciente. 3. La respuesta inmediata o interna de la enfermera. 4. La disciplina del proceso de enfermería. 5. La mejoría. Responsabilidad de la enfermera.- cualquier ayuda que el paciente pueda requerir para satisfacer sus necesidades (es decir, para asegurar su bienestar físico y mental, en la medida de lo posible al tiempo que recibe cierta formación de tratamiento o supervisión médica). Es responsabilidad de la enfermera ver que se cubre la necesidad de ayuda del paciente, ya sea directamente por la propia actividad o por medios indirectos, mediante la ayuda de otras personas. NECESIDAD.- Se define en el entorno de una situación, como un requerimiento del paciente que, si se satisface, alivia o reduce el malestar inmediato y mejora su sensación inmediata de comodidad y bienestar. Conducta que presenta el paciente.- Cualquier comportamiento observable, verbal o no verbal. Reacciones inmediatas.- incluyen las percepciones, sentimientos individuales de la enfermera y del paciente. pensamientos y

Disciplina del proceso de enfermería.- abarca la comunicación por parte de la enfermera a paciente acerca de su reacción inmediata, identificando-claramente que se trate de un elemento que corresponde a la enfermera y solicitando su validación o corrección; en el primer libro de Orlando, recibía el nombre de proceso de enfermería deliberando; también lo llama proceso de enfermería y disciplina del proceso. Mejoría.- Significa evolucionar a mejor, sacar provecho utilizar ventajosamente. Objetivo de la enfermería.- Suministrar la ayuda que precisa el paciente para satisfacer sus necesidades. Acción de enfermería automática.- Toda aquella que se decide por razones ajenas a la necesidad inmediata del paciente.

Acción de enfermería deliberada.- La que se decide tras identificar una necesidad del paciente y con el fin de satisfacerla.

PRINCIPALES SUPUESTOS Casi todos los supuestos de la teoría de Orlando son implícitos. Meléis piensa que uno de los mayores problemas de dichos supuestos es que no se expresa con claridad de donde proceden. No existe ninguna documentación al respecto. ENFERMERIA: Orlando afirma que la función de la enfermería profesional se conceptualiza como la averiguación y la satisfacción de la necesidad de ayuda inmediata del paciente. Es responsabilidad de la enfermera ver que se cubren las necesidades de ayuda del paciente, ya sea directamente por la propia actividad o de forma indirecta, reclamando la asistencia de otras personas. El enfoque de Orlando fue que, estaría compuesto por los siguientes elementos básicos: 1. La conducta del paciente 2. La reacción de la enfermera 3. Las acciones de enfermería diseñadas en beneficio del paciente. Otro supuesto establece que las enfermeras deben ayudar a los pacientes a aliviar su malestar físico o mental y que no deben aumentar su sensación de incomodidad. Orlando se preocupa por ofrecer una asistencia directa a las personas en cualquier situación en que se encuentren, con el ánimo de evitar, aliviar reducir o curar su sensación de impotencia. PERSONA: Este supuesto se evidencia en el acento dado por la autora a los elementos conductuales. Orlando admite que las personas son capaces de satisfacer su propia necesidad de ayuda en algunas situaciones, pero sufren cuando se sienten incapaces de ello.

SALUD: Orlando no define la salud, pero supone que la inexistencia de malestar físico o mental y los sentimientos de conformidad y bienestar contribuyen a ella. ENTORNO: Tampoco define el entorno. Supone, no obstante, que se produce una situación típica de enfermería cuando se establece un contacto entre la enfermera y el paciente y ambos perciben, piensan, sienten y emprenden acciones como respuesta a situaciones inmediatas. Por otra parte, sostiene que un paciente puede reaccionar con incomodidad ante algunos aspectos del entorno que fueron diseñados con fines terapéuticos y de ayuda. ACEPTACION DE LA COMUNIDAD La teoría de Orlando tiene una clara aplicación en el ejercicio profesional de la enfermería. Sin embargo en las publicaciones especializadas apenas existen evidencias de tal aplicación las disciplinas del proceso de enfermería de Orlando reflejaban los elementos de la relación terapéutica, lo que incluye la expresión de empatía, calidez y sinceridad. La práctica de la enfermería basada en su teoría propiciaría una mayor eficacia terapéutica el empleo de la teoría de Orlando como base de la práctica profesional En el Mental Health Center de Mid Missouri y en una nueva unidad de psiquiatría en un hospital general de Antigonish, Nueva Escocia ofrecen otros ejemplos de aceptación por parte de la comunidad de enfermería Henderson escribió en 1978 que la insistencia de Orlando en la validación constituía una importante contribución al ejercicio de la profesión. Más recientemente Schmiedin expuso las ventajas derivadas de aplicar los trabajos de Orlando en un departamento de enfermería. La puesta en práctica de esta teoría produjo en este caso diversos beneficios entre ellos una mayor eficacia en la satisfacción de las necesidades del paciente; una mejora en la capacidades toma de decisiones por parte del personal de enfermería en plantilla, sobre todo para determinar qué acciones eran propias de la enfermería y cuales no una mayor eficacia en la resolución de los conflictos surgidos entre las enfermeras, el restante personal de plantilla y los médicos; y un sentimiento de identidad y unidad entre toda la plantilla. La disciplina del proceso de enfermería de Orlando se centra en el contacto inmediato entre la enfermera y el paciente. La observación de la conducta verbal y no verbal del paciente suministra datos que permiten determinar el nivel de sufrimiento que padece cuando se aplica la disciplina del proceso. a raíz de ello, la enfermera emprende acciones destinadas a satisfacer la necesidad de ayuda del paciente. Finalmente analiza sus nuevas observaciones para elucidar en qué

medida la acción ha aliviado realmente el malestar (evaluación). En caso negativo, debe reiniciarse el proceso.

FORMACION La teoría de Orlando constituye un marco conceptual que engloba el proceso que debe aplicar la enfermería profesional. Concluyo que el entrenamiento en la disciplina del proceso es necesario para que los profesionales pudieran controlarlo y propiciar una mejoría en la conducta del paciente. En consecuencia, desarrollo un registro del proceso como instrumentos que facilitaron la autoevaluación para determinar si se había aplicado o no la disciplina del proceso. Diseño también un examen y estudio repetitivo sistemático del proceso de enfermería para ayudar a los estudiantes a expresar sus reacciones inmediatas frente a los pacientes y a solicitar de estos una corrección o una verificación de sus conclusiones. El registro del proceso constituye una herramienta educativa que aún se utiliza en el campo de la formación de la enfermería. Desde 1961 numerosos textos de enfermería psiquiátrica han incluido a la teoría de esta autora que goza de un indudable prestigio por haber definido líneas maestras que puede seguir el profesional de la enfermería en sus contactos con los pacientes. La teoría de Orlando ha sido útil en el desarrollo de la teoría de interacción actualmente aplicada en el ámbito de la enfermería psiquiátrica. INVESTIGACION La teoría de Orlando goza de una considerable aceptación en el área de la investigación, y ha sido aplicada en múltiples investigaciones, muchas de las cuales han servido para ofrecer una evidencia empírica de la validez de los postulados teóricos de Orlando. Dracup y Breu aplicaron la idea de disciplina del proceso de enfermería de Orlando y se ha considerado como un enfoque experimental en varios estudios dedicados a examinar sus efectos en el sufrimiento del paciente durante el ingreso y antes de una intervención quirúrgica. Anderson, Mertz y Leonard Concluyeron que las acciones deliberadas de enfermería disminuían el estrés durante el ingreso. Ponte alienta la realización de nuevas investigaciones sobre las técnicas interpersonales de las enfermeras y sobre los resultados obtenidos en los pacientes.

CRITICA Claridad En el primer libro de Orlando la dinámica enfermera paciente los conceptos se presentaban con claridad, en la segunda obra la disciplina y enseñanza de enfermería proceso los conceptos se definen primero mínimamente y después se van ampliando durante el desarrollo de la obra. En los que se aprecia una línea de evolución. Sencillez Por su manejo de conceptos reducidos y enunciados predictivos, la sencillez de la teoría de Orlando ha sido beneficiosa para su aplicación en el campo de la investigación. Generalidad En realidad cualquier otra persona fuera del área de enfermería podría utilizar la disciplina del proceso de enfermería si recibiera una formación adecuada. Por lo tanto podría adaptarse a otras situaciones de enfermería y otros campos profesionales. Precisión empírica Las acciones deliberadas satisfacían con eficacia las necesidades de los pacientes, Orlando asegura que el malestar del paciente se deriva de reacciones al entorno que no puede controlar por sí solo. Sostiene también que este malestar procede de una mala interpretación por parte de la enfermera de la experiencia del paciente o de la incapacidad de este para comunicar con claridad su necesidad de ayuda.

Sponsor Documents


Recommended

No recommend documents

Or use your account on DocShare.tips

Hide

Forgot your password?

Or register your new account on DocShare.tips

Hide

Lost your password? Please enter your email address. You will receive a link to create a new password.

Back to log-in

Close