Leo

Published on March 2017 | Categories: Documents | Downloads: 36 | Comments: 0 | Views: 513
of 12
Download PDF   Embed   Report

Comments

Content

___________________________Capítulo 1

1.1. Antecedentes.La investigación educacional es una
práctica moderna. La connotación que tiene
en la actualidad, proviene de comienzos del
siglo XX; sin embargo, para comprender el
sentido de la investigación educacional
debemos considerar las bases esenciales de
la misma, que sin duda se encuentran en la
historia misma del conocimiento humano, es
decir, en la historia de la filosofía y de la
ciencia.
1.1.1. La ciencia y la filosofía como pilares
de la investigación pedagógica.
En el proceso de evolución del
conocimiento humano podemos observar que
la filosofía ha sido considerada durante
mucho
tiempo
como
la
teoría
del
pensamiento, la “ciencia” del pensar; sin
embargo su rasgo básico fue y es la
especulación.
Etimológicamente,
filosofía
está
compuesta de dos voces de origen griego
(philein, amar, aspirar, y sophia, sabiduría.
Es decir, “filosofía” significa “amor a la
sabiduría”.
La historia de la filosofía tiene sus
comienzos hace 2,500 años, pero antes de
ella existía una forma de pensar pre-filosófica
del pensamiento mínimo. Es por esto que el
nacimiento de la filosofía se conoce como el
paso del mito al logos, es decir el paso de un
saber irracional a un saber lógico, de un saber
dogmático a un saber que da razones y
demostraciones. Los griegos, considerados

los primeros filósofos, distinguían dos tipos
distintos de realidades; una natural, que se
desarrollaba por sí misma, la physis o
naturaleza, y otra artificial producto de la
actividad humana y que tenían en sí misma
poder de autodesarrollarse, la tecnhé o
técnica.
Sócrates (469-399 a. de C.) uno de los
filósofos griegos de mayor transcendencia de
la historia, decía que el conocimiento
auténtico, no era el saber por el saber, el
saber teórico, sino la techné o saber práctico,
que tiene una utilidad para el hombre; y en
este sentido la, medicina era el saber por
excelencia. Sócrates pretendió fundamentar
un de la filosofía una ciencia”; para ello,
defendió el método inductivo y condenó el
método
deductivo
de
los
filósofos
presocráticos.

Platón (428-347 a de C.) fue discípulo
de Sócrates; a los 40 años fundó la
Academia,
primera
escuela
filosófica
organizada en plan pedagógico; en ella
enseñó durante 20 años los más diversos
temas
como
filosofía,
matemática,
astronomía, zoología y otros. Fue el autor de
la primera utopía política de la historia de la
cultura, una descripción de lo que sería una
sociedad perfecta imaginaria. La utopía de
Platón se encuentra en su obra más conocida
“La República”; en donde, en términos
actuales podríamos decir que propone una
especie de régimen de dictadura de los
intelectuales.
Aristóteles (384-322 a de C.), fundó su
propia escuela, el Liceo, que al principio tuvo
características similares al de la Academia,
pero que con los años se convirtió en un
círculo de investigación científica y
cultural. Destacan sus escritos lógicos, más
tarde publicados bajo el nombre de
“Organon”, sus escritos de política y de
metafísica. Para Aristóteles, la ciencia
anatómica sería un análisis de los cuerpos
mientras que la ciencia lógica sería un análisis
del pensamiento o del medio con el que se
expresa este pensamiento. El concepto es la
representación intelectual abstracta de un
objeto.

Durante catorce siglos, la filosofía, se
mantuvo prácticamente estática, con ligeros
movimientos casi imperceptibles, hasta que
en el siglo XIV aparece el Renacimiento,
considerado básicamente como una época de
innovaciones y descubrimientos. El hombre
renacentista fue dinámico yprogresivo, ante
todo buscaba la novedad, sustituyendo la
obediencia medieval por el ímpetu explorador.
La invención de la imprenta por Johannes
Gutemberg (1379-1468) destruyó la rígida
subordinación medieval del discípulo hacia el
maestro, creando con la difusión de los
textos, un nuevo tipo de diálogo entre el
autor y el lector.
La creación de una nueva ciencia fue
una de las mayores empresas del
renacimiento y sin duda la que ha tenido
consecuencias históricas más trascendentes.
Galileo Galilei (1564-1642, a. de C.), suele ser
considerado como el fundador del método
experimental, siendo éste característico de la
nueva ciencia; asimismo, el método inductivo
fue también característico de esta etapa,
ambos propuestos por Galileo. Las reglas que
se empleaban y que conjugaban ambos
métodos eran:
1. - Observación de los hechos
2. - Elaboración de una hipótesis
3. - Recopilación de datos.
4. - Clasificación lógica de datos.
5. - Verificación o rechazo de la hipótesis.
6. - Elaboración final de una ley o teoría.
La filosofía del siglo XVII, representa el
momento, en que el pensamiento hasta ese
entonces moderno alcanza su madurez
efectiva. Francis Bacon, (1561-1626) escribió
Novun organum, sentando las bases de la
filosofía empirista; por otra. René Descartes,
(1 596-1 650), publicó su célebre Discurso
del método, punto de arranque de la filosofía
racionalista. El creciente dominio de la
matemática permitió con su aplicación el
rápido progreso de las ciencias naturales
convirtiéndose en el modelo de referencia
para los que intentaban alcanzar la auténtica
perfección filosófica.



Apareció la epistemología, como la teoría del
conocimiento,
uno
de
los
pilares
fundamentales de la nueva filosofía.
Bacon realizó una defensa de la lógica
inductiva y una crítica de la lógica deductiva
aristotélica; el método inductivo parte de la
observación de un conjunto de hechos
individuales, analizado mediante el proceso
de la abstracción proporcionando a las cosas
sus conceptos y precisando las leyes que le
son propias; La inducción baconiana, sin
embargo, fue entendida como incompleta,
porque no se basa en todos los casos
observables posibles, sino tan solo en los
considerados como más significativos. La
certeza obtenida con este método, no llega
obtener la pretensión de ser absoluta, pero
resultó
suficiente
para
garantizar
la
continuidad de la evolución progresiva de la
ciencia.
Por su parte el método cartesiano,
puede sintetizarse esquemáticamente en
cuatro preceptos:
1.- Criterio de certeza
2.- Análisis
3.- Síntesis.
4.- Conjeturas y verificaciones.
Asimismo, de acuerdo a su primer
principio, Descartes buscaba las verdades
filosóficas
esenciales,
claras
e
independientes, o sea aquellas de las que no
se puede dudar, empleando para ello
paradógicamente el método de la duda.
Immanuel Kant (1724- 1804), elaboró
una síntesis de las dos grandes corrientes
que habían polemizado en el siglo XVII; el
racionalismo y el empirismo.
1.1.2. La investigación pedagógica ubicada
dentro del ámbito científico
Una discusión aún no concluida es el
carácter de la pedagogía, en tanto si es
ciencia, técnica o arte. El establecimiento de
la característica correcta es fundamental para
la investigación pedagógica; ya que no tendría
sentido hablar de investigación científica para
el caso s i la pedagogía no es ciencia. A

continuación presentamos algunas ideas que
expresa Luis Piscoya en Metapedagogía que
a nuestro entender es uno de los mejores
aportes que se han hecho para pretender
resolver este asunto.
Un punto de vista común es que la
filosofía es fundamentalmente una actividad y
no un cuerpo de doctrina; esto implica que el
filósofo cumple básicamente una función
aclaratoria. Dentro de este contexto
entendemos a la epistemología como una
disciplina filosófica que adquiere las
características que hoy posee en la segunda
mitad de nuestro siglo. Puede definírsela en
términos de un estudio centrado en el análisis
lógico del lenguaje científico, del método
científico y de los criterios que se utilizan para
decidir la validez o la aceptabilidad de una
formulación científica. Dentro de esta
perspectiva Piscoya considera que la palabra
pedagógica es equívoca puesto que pretende
expresar una variedad de actividades
diferentes; por ejemplo una primera acepción
es aquella que está ligada a una
interpretación activa, pues habla de cierto tipo
de acción calificada como arte; por
consiguiente; el mayor o menor éxito en el
ejercicio de este arte estaría ligado más que
aún saber, aún poder dependiente de
aptitudes especiales del quien la ejerce. El
segundo sentido cuando hablamos de
pedagogía es el asumido cuando se habla
de la carrera pedagógica o el de la profesión
de pedagogo; así el término, es un predicado

que tipifica cierta actividad profesional o un
tipo de estudio. Por otro lado, también puede
expresar un sentido fáctico que es usado
cuando se habla de “hechos pedagógicos”,
como los de aprendizaje, transmisión de
valores, etc. Finalmente, podemos llamar
pedagogía, al sentido con el cual se alude a
una teoría general de la educación, que
cumple una función descriptiva y explicativa
respecto de los hechos educacionales.
Antes de debatir el significado del
término pedagogía, es necesario que
previamente se discutan algunos criterios
epistemológicos
que
exponemos
a
continuación:
a) ¿Es la pedagogía, arte, ciencia o
técnica?
A fin de proporcionar un ejemplo de las
imprecisiones en las que a menudo incurre la
bibliografía pedagógica, presentaremos una
definición de “pedagogía” contenida en él
artículo respectivo de un conocido diccionario
sobre la materia. El análisis de dicha
definición
constituirá
nuestro
segundo
argumento para justificar la utilización de los
instrumentos de análisis dentro del marco de
la educación.

“En realidad, la pedagogía es de todo,
según el punto de vista desde que se la
contemple”.
De lo precisado debemos decir que de
acuerdo a principios básicos de la Teoría
de la Información toda formulación que
incluye toda posibilidad sin descartar
ninguna es un mensaje vacío; en
consecuencia, una definición de la pedagogía
que dice: que ésta puede ser todo, vale decir,
que incluye todas las posibilidades de
universo, del discurso adolece de una falla
metodológica.
Reflexionaremos, primero, sobre la
posibilidad de hablar con sentido de una
ciencia que en parte es artística. Es sabido
que para los científicos y epistemólogos, la
palabra “ciencia” se refiere a cuerpos de
doctrina, expresados mediante sistemas
hipotético- deductivos de enunciados. El arte
en cambio, es fundamentalmente una
actividad, y si se lo interpreta como
producto, está muy lejos de ser un sistema
hipotético deductivo; consecuentemente,
mientras que la ciencia es el nombre de un
conjunto de sistemas de enunciados, la
artística se refiere a un tipo de acción o a
un producto especial, ajeno a la rigidez de
las leyes lógicas.

He aquí la definición:
“Si después de esto quisiéramos
dar una definición sintética de
pedagogía podríamos decir que es la
ciencia de educación una ciencia
autónoma, dentro de las ciencias del
espíritu, que tiene una parte artística,
una parte técnica, una parte teórica y
una parte filosófica, y que estudia la
educación desde el punto de vista
descriptivo como el normativo”.
Comenzaremos el análisis de esta
definición con una observación general. Como
puede verificarse por simple inspección,
desde el punto de vista de Luzuriaga, la
pedagogía es varias cosas a la vez. Esta
concepción multifacética se expresa en las
parte iniciales del artículo estudiado cuando
se afirma:

Por otro, lado el predicado “técnica”
para la pedagogía, requiere de un análisis
similar. Una técnica es un conjunto de
reglas
sustentadas
en
las
teorías
científicas que prescriben una secuencia
de acciones para alcanzar un fin dado.
Una ciencia, si es valido lo dicho, no
puede ser calificado de técnica, pues mientras
la primera está constituida de enunciados, la
segunda lo está por reglas.
Las diferencias entre enunciados y
reglas son tajantes. Mientras que los
enunciados
pueden
ser
lógicamente
verdaderos o falsos, las reglas no son
aléticas, es decir no son ni verdaderas ni
falsas, sino que pretenden probar la mayor o
menor eficiencia de algo.
Por lo tanto, decir que hay una ciencia
que en parte es técnica, implica entre otras
cosas, afirmar la existencia de una ciencia



parte de la cual sería ajena a los valores
aléticos verdadero - falso.
Para establecer si existe o no la
posibilidad de que una ciencia sea
simultáneamente filosofía, debemos tener en
consideración lo siguiente:
1) El rasgo esencial de la filosofía es la
especulación.
2) La especulación es una fase
importante de la ciencia, mas no su
rasgo esencial como si lo es en el caso
de la filosofía.
3) Para la epistemología contemporánea
la ciencia no admite en ningún caso
como predicados los significados de
“artística”, “técnica”, o “filosófica”;
4) La ciencia admite como predicado a
“teoría”, sin embargo, el contexto de la
definición implica una contradicción
cuando se habla de una ciencia en
parte teórica. De lo expuesto se
concluye que no es posible que la
pedagogía sea una filosofía y una
ciencia a la vez.
Finalmente,
si
admitiéramos
la
supuesta sumatoria de partes tuviera sentido,
la pedagogía no podría ser considerada una
ciencia sino un conjunto de disciplinas no
compatibles entre sí, lo cual nos colocaría
ante un injerto múltiple difícil de concebir
desde el punto de vista epistemológico.
b) Teoría científica y teoría filosófica
Una teoría científica es esencialmente
un sistema hipotético - deductivo de
enunciados, entre los cuales se ha
establecido
una
relación
lógica
de
derivabilidad
o
fundamentación.
Consideramos
enunciados
como
una
secuencia o sucesión finita de signos que
goza de la probabilidad de ser significativa.
La significatividad de esta secuencia
de signos es afirmada cuando existe un
conjunto finito de observaciones que directa o
indirectamente la convierte en verdadera o
falsa. Es licito así mismo, definir la
significatividad de un enunciado en términos
de la existencia de al menos una experiencia

que lo “verifique” se refiere a la viabilidad de
establecimiento de su verdad o falsedad en la
practica científica los valores verdadero-falso
son sustituidos por valores de probabilidad
calculable de acuerdo a conocida pruebas
matemáticas.
En el caso de la filosofía, con
frecuencia se usa la palabra “teoría” para
referirse
a
las
.doctrinas
filosóficas.
Recurriendo a criterios lindados por la Teoría
de la Información podemos afirmar que la
doctrina filosófica es el contenido o la
información transmitida por un texto filosófico.
Si la formulación de una doctrina
filosófica se redujera a un sistema de fórmulas
con operadores y variables sin interpretar,
dicha doctrina no pasaría de ser una teoría
formal vacía y sin sentido referencial alguno.
Esto contravendría la intención fundamental
de toda filosofía que es la de referirse al
mundo, al hombre, a los valores, etc., y
aportar una explicación radical de los mismos.
La diferencia existente entre poder
decir o predicar algo acerca de la realidad y la
limitación, en principio, de no poder decir
nada sobre ella, es lo que separa una doctrina
filosófica de una teoría formal. Vale decir, una
teoría formal, por principio de construcción, no
proporciona información sobre el mundo,
contrariando así la postulación que hemos
hecho respecto de doctrina filosófica.
El filósofo alemán lnmanuel Kant
influido por el extraordinario desarrollo
científico de su época, especialmente en el
campo de la física por obra de Newton, tomó
a la ciencia como un modelo al cual podía
adecuarse la filosofía; sin embargo, fracasó
en su intento de adecuar la filosofía al modelo
científico.
Sabemos que la ciencia desde tiempos
muy anteriores a Kant se plasmaba en leyes
que permitía una medición rigurosa de las
propiedades de los hechos observables,
mientras que la filosofía desarrollaba una
tarea crítica como hasta la actualidad, al
margen de toda metrización la obra misma de
Kant es un ejemplo representativo de un
desarrollo argumentativo pero que no incluye
medición alguna ni procedimientos para
llevarla a efecto, y esta parece ser una nota

importante para calificar a su obra de filosófica
y no de científica. Podría pensarse que el
filósofo no metriza porque carece de la
información necesaria y su tarea es
puramente especulativa, pero eso sería un
error, porque puede pensarse perfectamente
en un filósofo con formación científica

efectuando mediciones experimentalmente. Si
embargo en esa momento este filosofo no
actuaría como tal, sino como un científico.
Al filósofo le compete la crítica radical,
en ese sentido en lugar de metrizar, analiza
los supuestos mismos de toda metrización de
los hechos.

De lo anterior se deduce que una
doctrina filosófica no debe ser formulada
ajustándola a un modelo científico, porque
este ha sido construido en función a los
intereses de la ciencia los que hemos visto,
son diferentes a los estrictamente filosóficos.

ámbito educacional, entendido como aquello
que se refiere tanto a los hechos
educacionales como a las teorías científicas
y los sistemas regulativos, y que algunos
refieren, en términos genéricos, como
literatura pedagógica.

c) Ámbito científico

Es pertinente puntualizar el nivel
lingüístico
que
denominamos
ámbito
educacional está estrechamente ligado a lo
que hemos convenido llamar ámbito científico.
Puesto que este último está constituido por las
teorías científicas y las tecnologías en general.

La filosofía considera que es un hecho
incontrovertible que teoría y tecnología se
encuentren
íntimamente
vinculadas,
condicionando
recíprocamente
unas
el
desarrollos de las otras; en consecuencia,
ambas interesan al análisis filosófico, por lo
tanto es conveniente ubicarlas dentro de un
ámbito que las contenga, a las que Piscoya
llama Ámbito Científico.
El ámbito científico siempre ha tenido
especial atractivo para la filosofía; en él se
distinguen un nivel teórico y un nivel
tecnológico; diferenciaremos una teoría
filosófica de otra según analice en mayor
medida el nivel teórico o el nivel tecnológico.
Tal
como
lo
mencionamos
anteriormente, el carácter directivo de las
reglas determina una diferencia decisiva entre
ellas y los enunciados. Mientras de los últimos
se puede predicar los valores verdaderos o
falsos, de las primeras no deben ser
estrictamente seguidas para alcanzar dichos
resultados. Si una regla arbitrariamente
elegida prescribe una acción que nos permite
lograr un resultado exitoso o nos aproxima a
él, tiene sentido afirmar de ella que es eficaz o
no. Por tanto, en el nivel tecnológico la
dicotomía verdadero — falso, propia del nivel
teórico, debe ser sustituida por la eficiencia —
inoperante.
Es también cierto que así como en el
nivel teórico los valores verdaderos y falsos
representan realmente dos extremos con
grados intermedios precisables en cifras
mediante el cálculo de las probabilidades, en
el nivel técnico de la dicotomía eficiente —
inoperante permite el establecimiento de
grados intermedios predicables en las reglas,
las cuales según sean menor o mayor su
grado de eficiencia revelan el estado de
desarrollo de un sistema tecnológico. A estas
alturas, debemos entender el significado de un

Dentro de esta discusión, corresponde
finalmente ubicar a la pedagogía en el lugar
que le corresponde. Si una persona cualquiera
sostiene que la pedagogía tiene carácter
científico-teórico, entonces debe también
admitir la existencia de “teorías pedagógicas”
científicas, y de “leyes pedagógicas”, de lo que
se desprende de que si existen tales
enunciados,
deben
poseer
contenido
descriptivo empírico; sin embargo dentro del
contexto de la ciencia contemporánea.
Lo que estaríamos asumiendo como
leyes pedagógicas, carecen de contenido
descriptivo. El otro posible contexto en donde
podemos ubicar a la pedagogía es aquel que
considera a ésta como la regulación de la
enseñanza. Esta última idea es compatible
con la concepción de la pedagogía como una
disciplina tecnológica y no teórica.
Es en este momento en que debemos
precisar que existen las denominadas y
ampliamente aceptadas ciencias sociales
como la antropología, la sociología, la
psicología, la lingüística, etc. Formuladas
como teorías que tienen una estructura que se
aproxima a de los sistemas hipotético
deductivos de enunciados considerados
rigurosos, entonces ellas cuentan con los
instrumentos suficientes para describir y
explicar los hechos educativos, de lo que se
desprende que resulta poco operativo pensar
en una Pedagogía cubierta con menos
inconvenientes por las ciencias antes
mencionadas.
Por lo expuesto se concluye que es
mucho más productivo concebir a la
Pedagogía como una disciplina tecnológica



que aprovecha la información proporcionada
por las ciencias “sociales” o” humanas” para
regular con mayor eficacia la enseñanza;
concepción compatible con las necesidades
prácticas y con las exigencias de rigor
demandadas
por
la
terminología
epistemológica contemporánea.

1.2.2. La ciencia
Es una práctica social teórica; es
decir, es un conjunto de actividades concretas
que se desarrollan en diferentes dimensiones
del conocimiento humano, y que tiene por
finalidad
obtener
conocimientos
destinados a satisfacer necesidades y
problemas del ser humano. La estrategia y
característica fundamental de la ciencia es el
método científico.
1.2.3. El método científico
Es una fuente del conocimiento
humano que se describe como un ejercicio
mental que está basado en dos grandes
tiempos: la percepción (observación) y la
hipótesis.
1.2.4. La fuente de conocimiento
Es un mecanismo que utiliza el ser
humano para conocer el mundo.

1.2 Definiciones y clasificaciones
1.2.1. La investigación científica
Es un proceso que tiene como finalidad
resolver un problema determinado. La
estrategia para resolver este problema es la
característica fundamental de la investigación
científica, y se conoce con el nombre de
método científico.

Existe una diversidad de fuentes de
conocimiento. Igualmente las clasificaciones
son múltiples; a continuación proporcionamos
una clasificación bastante conocida e
ilustrativa de las fuentes de conocimiento:
a) Experiencia, se refiere al conocimiento
adquirido a través de la percepción misma
de nuestros órganos, sentidos.
b) Autoridad, es el conocimiento adquirido a
partir de otra persona o ente; es decir, el
hecho no ha sido percibido por uno mismo
sino por un tercero.
c) Razonamiento deductivo, cuando a partir
de un conocimiento genérico, aseveramos
que las partes tienen las mismas
características observadas en el todo.
d) Razonamiento inductivo, cuando a partir
de un conocimiento particular, lo
generalizamos hacia la totalidad.
e) Método científico, utiliza el razonamiento
inductivo y deductivo adicionándole una
permanente constatación con los hechos
concretos.

1.2.5. Proyecto de investigación
Proyecto de investigación es un
documento de planeamiento en donde se
precisa el problema de investigación, los
objetivos del mismo y por lo general se plantea
la hipótesis que se desea probar; en este
documento se determina los procedimientos
que se utilizarán, el cronograma de trabajo y
las referencias bibliográficas que servirán para
reconocer los antecedentes del tema escogido
y poder efectuar una discusión analítica que
nos permita arribar a conclusiones válidas
científicamente.
1.2.6. Variable de investigación
La variable de investigación es una
característica, atributo o factor propio de un
objeto de investigación. Esta característica
suele expresarse a través de diferentes
valores que puede asumir. Así por ejemplo, la
edad es una variable, que puede expresarse a
través de valores como once años, veinticinco
años, etc.; la nacionalidad es otra variable,
que se expresa a través de valores como
peruano, chileno, italiano, etc.
Existe una diversidad de clasificaciones
de variables, a continuación proporcionamos
una que consideramos simple, pero a su vez
lo suficientemente concreta para poder
caracterizar
nuestras
variables
de
investigación.
Las variables se clasifican de acuerdo
a lo siguiente:
a) Por la función que cumplen:
a.1. Pertinente, es aquella que se refiere
directamente al objeto de nuestra
investigación.
a.2.
Interviniente,
también
llamada
“extraña”, es aquella que se encuentra
presente en el desarrollo de la
investigación, pero que no se refieren
directamente al objeto de la misma.
b) Por su naturaleza:
b.1. Cualitativa, es aquella en que los valores
que
asume
no
se
expresan
numéricamente.

Las variables cualitativas a su vez se
subdividen en:
b.1.1. Nominal, cuando no es susceptible de
ordenarse naturalmente, por ejemplo la
nacionalidad (peruana, chilena, italiana,
japonesa, etc.)
b.1.2. Ordinal, es aquella que es susceptible
de ordenarse naturalmente, como por
ejemplo las secciones de primer grado
en el Colegio Ricardo Bentín (secciones
A, B, C, D, E, y otras.)
b.1.3. Dicotómica, es aquella que sólo
puede asumir dos valores, como por
ejemplo el sexo (macho o hembra).
b.1.4. Politómica, es aquella que asume más
de dos valores, como por ejemplo la
especialidad de los profesores de
educación
secundaria
(lenguaje,
matemáticas, biología, química, etc.)
b.2. Cuantitativa, cuando los valores que
asume se expresan numéricamente.
Las variables cuantitativas se subdividen
en:
b.2.1. Discreta, cuando los valores se
expresan
solamente
en
números
enteros, como por ejemplo, el número de
alumnos matriculados en la UNE (5,642,
3,288, 7,646, etc.)
b.2.2. Continua, cuando los valores se
pueden expresar también en números
fraccionarios o decimales, como por
ejemplo la talla (1.65 m., 1.56m., 1.78m.,
etc.)
c) Por la relación que exhiben.
c.1. Independiente, es cuando en el trabajo
de investigación tiene un sentido causal
en relación a otra variable.
c.2. Dependiente, cuando en el trabajo de
investigación resulta ser el efecto de otra
variable, en donde se puede apreciar
también una causa que sería en este
caso la variable independiente.

1.3. Pertinencia
investigaciones

y

factibilidad

de

Cuando el tema escogido y el desarrollo
implícito de la investigación se sujeta a
los factores de pertinencia y factibilidad
antes descritos, podemos decir recién
que estamos en condiciones de elaborar
un proyecto de investigación con
posibilidades reales de ejecución.

las

Antes de emprender la tarea de
elaboración de un proyecto de investigación,
es necesario establecer si el posible proyecto
es pertinente y factible.
a) Pertinencia,
metodológicamente
la
pertinencia de un trabajo de investigación
significa la utilidad que los posibles
resultados que podamos obtener tengan
una utilidad concreta para alguna
comunidad en especial. Es decir, si existe
un conjunto de personas a quienes pueda
resultarles útil aquello que podemos
encontrar; por ejemplo, a una comunidad
educativa, a una asociación profesional, a
una población geográfica, a un centro
educativo, etc.
b) Factibilidad, se refiere a la posibilidad
efectiva de poder llevar a cabo un trabajo
de investigación. Metodológicamente, se
requiere reconocer la existencia de tres
tipos de factibilidad.
b.1 Factibilidad bibliográfica, es aquella
referente al acceso que podamos tener
a los recursos bibliográficos, es decir
por ejemplo, a un centro de
documentación, a una biblioteca
especializada, a internet, etc.
b.2 Factibilidad de acceso a la población
en estudio, se refiere a la posibilidad
efectiva de entrar en contacto con la
población que pretendemos trabajar.
Muchas veces los funcionarios de los
centros educativos no permiten un
contacto directo con las poblaciones
con las que se trabaja en la
investigación pedagógica, en otros
casos, no autorizan la aplicación de
instrumentos destinados a obtener
información
de
profesores
o
estudiantes.
b.3 Factibilidad de servicios colaterales, se
refiere a las posibilidades que tenemos
de acceder a equipos que son
imprescindibles para la ejecución del
trabajo, a los medios económicos o
financieros para su desarrollo; y, en
general a todo tipo de materiales sin
los cuales no es posible llevar a cabo
el proyecto de investigación.

1.4.

Aspectos esenciales que deben
considerarse para la elaboración del
proyecto de investigación

1.4.1. Actividades preliminares
Cuando un investigador desea realizar
una investigación científica, debe tener una
idea clara de la temática que desea trabajar.
Muchas veces la temática es muy general y
requiere de lo que se conoce como “lluvia de
ideas” de temáticas específicas, las que se
deben anotar por escrito con la finalidad de
analizar una por una.
Cuando ya se tiene una relación de las
posibles temáticas específicas en las que
puede investigar, deberá verificar una por una
el carácter de pertinencia o factibilidad que
tengan. Seguramente encontrarán unas más
pertinentes o factibles que otras, deberá
seleccionar las más factibles, quedándose
finalmente con una o dos, entre las que
deberá seleccionar la temática específica final,
siendo éste el tema de su proyecto de
investigación.
1.4.2. Formulación
investigación

del

problema

de

El problema de investigación es la
exposición de un conjunto de factores
relacionados
con
el
tema
que
el
investigador ha seleccionado para hacer un
estudio. Forman parte del problema de
investigación, los antecedentes, las bases
teóricas, la justificación, la formulación del
problema, entre otros. Metodológicamente, la
elaboración del proyecto siempre se inicia con
la formulación del problema
El problema de investigación suele
expresarse metodológicamente, considerando
un conjunto de requisitos que mencionamos a
continuación:

a)

b)

c)

d)

e)

f)

Debe
expresarse
como
una
interrogante.
La
formulación
se
presenta como una pregunta que el
investigador responderá a través del
resultado del trabajo efectuado.
Debe exhibir la población en estudio.
Todo trabajo de investigación tiene una
población objeto con la que trabajará y
que necesariamente debe figurar en el
problema formulado.
Debe exhibir la(s) variable(s) en
estudio. Por lo general todo trabajo de
investigación
pretende
establecer
relaciones entre variables, en algunos
casos el trabajo se desarrolla con tan
solo una variable, sin embargo en todos,
en el problema formulado debe(n) figurar
la(s) variable(s) con la(s) que se
pretende trabajar.
Deben utilizarse términos claros y
precisos. La redacción que se utilice al
formular el problema es muy importante,
las palabras deben tener significados
concretos, preferentemente unívocos. Es
importante
entender
que
en
la
investigación científica cuanto más
precisos sean los términos que se
utilicen, el trabajo tendrá un valor mayor,
por lo tanto, debemos evitar utilizar
palabras que puedan tener diferentes
significados o que se presten a
interpretaciones
confusas
y
controversiales. Tampoco se hará uso de
expresiones que impliquen juicios de
valor, los que están terminantemente
prohibidos desde el punto de vista
metodológico.
Los objetivos del trabajo deben fluir
con facilidad a partir del problema
formulado.
Todo
trabajo
de
investigación
tiene
objetivos
que
expresan los propósitos del investigador;
sin embargo, cuando un problema está
correctamente
formulado,
puede
apreciarse ya en éste la intención y la
finalidad de trabajo.
Preferentemente deben exhibirse los
ámbitos geográfico y temporal del
trabajo.
Algunos
investigadores,
consideran que los ámbitos geográfico y
temporal de la investigación no
necesariamente deben figurar en la
formulación del problema; sin embargo,
cuando aparece, el lector podrá apreciar

g)

con facilidad el lugar y el tiempo al que
se refiere nuestra investigación; por esta
razón, sugerimos que estos ámbitos
deben exhibirse al formularse el
problema.
Preferentemente debe formularse a
través de adverbios interrogativos.
Asimismo, puede usarse los pronombres
relativos tales como: ¿Qué?, ¿Cuál(es)?,
¿Cómo?,
¿Cuándo?,
¿Cuánto(s)?
¿Dónde? y otros.

1.4.3 Caracterización de las variables
Cuando enfrentamos las circunstancias
de tener que verificar si en nuestro problema
formulado se encuentran las variables en
estudio, nos vemos en la necesidad de
caracterizar las variables. Para este efecto, es
necesario
que
confrontemos
aquellas
características que nos parecen que son
variables con la clasificación anteriormente
expuesta.
1.4.4. Formulación de la hipótesis
La hipótesis es una de las
características del método científico y de la
investigación científica. La hipótesis es la
respuesta al problema formulado. Es una
conjetura que hace el investigador en relación
a lo que él considera que sería el resultado de
su investigación.
Al igual que el problema, al formularse
la
hipótesis
deben
tenerse
ciertas
consideraciones; a continuación mencionamos
las características que a nuestro entender
deben tener las hipótesis de investigación:
a)

b)

c)

Responderse al problema formulado.
Debe ser aseverativa, respondiendo en
la forma más directa posible al problema
formulado.
Exhibir la población en estudio. En
toda hipótesis al igual que en el caso del
problema formulado debe expresarse la
población en estudio.
Exhibir la (s) variable (s) en estudio.
En la hipótesis debe(n) aparecer la(s)
variable(s) en estudio. Cuando en el
trabajo se tenga mas de una variable,
debe quedar establecida la relación que
hay entre aquellas.

Sponsor Documents

Or use your account on DocShare.tips

Hide

Forgot your password?

Or register your new account on DocShare.tips

Hide

Lost your password? Please enter your email address. You will receive a link to create a new password.

Back to log-in

Close